Presentación: Después de muchos años

marcjaner
October 31, 2023 6 mins to read
Share

¿Qué aspectos de mi vida me han influido para llegar hasta aquí? ¿Por qué antes no y ahora si? ¿De que va a ir todos esto? ¿Quién soy?

Algunas de estas preguntas las voy a resolver en este post, otras muchas no y quedarán pendientes para más adelante. Muchísimas más no se han planteado todavía y no deben plantearse hasta más adelante pues este artículo es, al fin y al cabo, una breve presentación a este espacio o puede que fuera más correcto considerarlo una justificación de la existencia del mismo.

La lectura

Durante toda mi infancia y adolescencia fui un devorador de libros. Leía mucho, siempre que podía, y leía cualquier cosa. A diferencia de algunos amigos en los que era común ver como dejaban libros a medias porque no les enganchaban, en mi caso creo que me bastan (y me sobran) los dedos de una mano para contar los libros que me he empezado pero no acabado. Y me he empezado cientos.

Me gustaba tanto leer que leía en el coche, en las salas de espera de las consultas médicas, en restaurantes mientras esperaba la comida y un largo etcétera. Recuerdo que lo pero de tener un examen en primaria o secundaria era el hecho de no poder leer de camino al colegio porque tenía que repasar el temario del examen. El hecho de hacer el examen era lo de menos.

“Lo peor de tener un examen en primaria y secundaria era no poder leer de camino al instituto por la mañana.”

Marc Janer

La escritura

Tal vez de mi pasión por la lectura nace mi gusto por la escritura. Leer tanto me proporcionó las herramientas necesarias para poder disfrutar de la escritura y no recuerdo ningún momento en qué escribir, ya fuera para trabajos en el instituto o para cuestiones personales, me supusiera un problema. Es más, durante una época incluso me planteé ser escritor y poder crear historias que me absorbieran tanto como las que encontraba en los libros que devoraba.

Aunque esa época la dejé atrás hace unos cuantos años, seguí escribiendo para mi mismo como forma de reflexión y organización de mis ideas. Y si a esto le añadimos que un día alrededor de las 6:30 de la mañana decidí, de camino al instituto, adquirir este dominio sin tener muy claro el por qué, surge una pregunta para la que aún no tengo respuesta: ¿Por qué he tardado tanto en utilizar este sitio web para hacer públicas mis reflexiones, inquietudes e ideas?

¿Por qué no antes?

Como ya avanzaba, ni yo tengo una respuesta clara pero si algunas intuiciones y excusas qué, juntándolas todas, podrían valer como respuesta para aquellos menos críticos. Durante un tiempo no era ni consciente de cuál era el enfoque que quería darle a este sitio personal y, luego, no consideraba que nada de lo que pudiera contar o exponer fuera a ser de interés para nadie (idea que aún mantengo en parte). A esto se le fueron juntando la falta de tiempo, la priorización de otros proyectos personales por encima de este y algunas épocas de desmotivación respecto a este proyecto.

Y así es como, durante cuatro años, este sitio que debería servir como carta de presentación a desconocidos y como una puerta (semi)abierta a mi vida, ha estado vacío y bastante mal cuidado. Y es una lástima aunque espero que deje de serlo muy pronto. Tan pronto como haya terminado de transformar esto en una especie de escaparate acerca mi vida y mis “aventuras” (que aunque de aventuras tienen poco, espero que a alguien le puedan resultar interesantes).

¿Qué esperar?

Así pues, y para que quede constancia, un par de apuntes sobre el presente y futuro próximo de este blog:

  • Lo que aquí escriba será, en muchos casos, ideas y reflexiones prematuras que pueden ir cambiando con el tiempo. Escribirlas me ayuda a analizarlas desde otro punto de vista y es más que probable, incluso diría que es seguro, que incluya errores y escriba cosas con las que, al cabo de un tiempo, deje de estar de acuerdo.
  • Escribo en este blog para mi mismo, para poder mantener un registro de todas las ideas que se me van ocurriendo y las reflexiones que voy haciendo. Aunque entiendo que en un futuro puede que pase, no pretendo escribir para ser leído. Es por eso que se podría dar el caso de parecer un pedante, creído o de estar deprimido. Lo más probable es que no sea ninguna de las anteriores, simplemente una simple consecuencia derivada de una sinceridad absoluta frente al teclado.
  • En cuanto al lenguaje, en algunos casos, podría parecer propio de un pedante. No es mi intención serlo, pero si que es mi intención aprovechar este espacio para recuperar un estilo de escritura correcta y elegante que he explotado relativamente poco en los últimos años.

¿Para qué?

Voy fatal de tiempo, apuradísimo siempre entre universidad, trabajo, proyectos personales, amigos y pareja. No habría decidido empezar ahora con esto si no creyera que puede proporcionarme una serie de beneficios. Entre ellos se encuentran tener un espacio donde escribir libremente y que sirva a la vez como espacio de reflexión y herramienta de mejora de mis habilidades de redacción. También incluyo en el saco de beneficios el poder tener un sitio que funcione como carta de presentación tanto a nivel profesional como personal y que permita, en un futuro, conocer a gente con intereses y valores similares.

Mentiría si negara que en algún momento he estudiado esta idea desde un punto de vista financiero pero, siendo sincero, no creo que esto se convierta en una fuente de ingresos a corto o medio plazo y me gusta que así sea. Si en su debido momento decidiera sacar un rendimiento de esto sería debido a la petición de unos supuestos lectores que, en ningún caso, es seguro que lleguen a existir nunca.